¿Qué debo llevar en mi mochila para un Trekking de montaña en invierno?

Quizá esta sea una de las preguntas más frecuentes, sobre todo, cuando uno se está iniciando en el maravilloso mundo del montañismo. Y ya sea para una simple ruta de senderismo o para hacer cumbre en una montaña, siempre hay que ir bien equipados. Más en invierno.

Y no, no es cuestión de ir cargando con todo el material del que disponemos, que supondría además peso extra en nuestra mochila, sino de saber que elementos son básicos y necesarios, y dios no lo quiera, podrían sacarnos de algún apuro o incluso salvarnos la vida, según la naturaleza de la salida invernal que vayamos a realizar.

Desde aquí pretendo daros algunos consejos y que podáis tener una lista del material a llevar en la mochila dependiendo del tipo de actividad que vayáis a realizar, de la duración de la misma y lo más importante, la estación en la que estamos: El invierno.

Dicho esto, vamos por partes:

Lo primero e imprescindible, la ropa:

Para la actividad física en montaña, especialmente en condiciones invernales, está universalmente aceptado el llamado “principio de las tres capas”.

¿Y qué es esto de las tres capas?

Pues viene a ser algo así como un sistema de capas de cebolla, que nos permitirá, según los cambios de tiempo mantener regulada nuestra temperatura. Creerme cuando os digo, que es mejor varias capas finas que una muy gruesa.

 Este sistema tipo “cebolla” consta esencialmente de tres capas:

– La que está en contacto con el cuerpo (capa interior o primera capa): camiseta-pantalón térmicos.
– Capa o capas intermedias: tipo forro polar.
– La exterior, que está directamente expuesta a los elementos: chaqueta-pantalón impermeable y transpirable tipo goretex.

A veces, ante una buena previsión meteorológica, decidimos que podemos prescindir de una de ellas y muchas veces es un grato error, ya que las condiciones en invierno son muy cambiantes, aunque sea en la mochila, asegurate de llevar todos los componentes del sistema de tres capas.

@nuriacolao

Una vez que ya tenemos lo básico, llegan los complementos, para mi básicos e imprescindibles serían:

  • Guantes, mitones, manoplas.
  • Pañuelo, buff o gorro.
  • Pañuelo de cuello o braga.
  • Gafas de sol.
  •  Y por supuesto unas buenas botas de invierno. (Dejemos las zapatillas de trail para lo que son 😉 )

Bien, ya tenemos clara la ropa que vamos a necesitar. Y ahora ¿Qué mas tengo que llevar en mi mochila montañera de invierno?

Casi nadie suele acordarse de que hay que llevar un mínimo botiquín. Algo que para mi es completamente necesario. No sabéis lo que se agradece tener unas coompeed a mano por ejemplo. 

Imprescindible también incluir una manta térmica, algo que ni pesa ni ocupa y nos puede salvar la vida.

Por cierto, ¿te has dado cuenta del tiempo que llevas con la misma pila puesta en la luz de tu frontal? Comprueba que “siga viva” y mete el frontal también a la mochila. En invierno los días son muy cortos, y ante cualquier imprevisto que nos alargue la duración de la ruta se nos hará de noche.

Una vez citados estos tres “básicos Salvavidas” que no siempre vamos a utilizar pero siempre deben ir,  esta el material que si usaremos prácticamente en todas nuestras salidas invernales:

  • Bastones de trekking.
  • Protector solar.
  • Protector labial.
  • GPS o track de la ruta descargado en el móvil o reloj.
  • Móvil con batería cargada.
  • Mapa de la zona.
  • Papel higiénico o pañuelos.
  • Bolsa de plástico (para ropa sucia, objetos húmedos o basura).
  • Altamente recomendables: Silvato y Documentación personal y tarjeta federativa (si se posee).

Y por supuesto

  • Bidón o botella de agua / Bolsa de hidratación (algunas mochilas ya vienen con ella incorporada). Estudia bien la zona a la que vas y si dispones de fuentes donde cargar agua. Con el agua, vale más siempre que sobre, a que falte 😉 
  • Comida para la jornada y algún extra por si acaso.

Pues bien, hasta aquí ya tendríamos un listado completo de lo que necesitaríamos para una salida de trekking básica a la montaña en invierno.

Pero dependiendo del tipo de actividad que queramos desarrollar, vamos a necesitar aún mas material. Y como esto podría dar para otro par de post, me limito a citaroslo para que podáis incluirlo en vuestro listado y mochilas.

  1. Si la salida va a ser haciendo noche en la montaña:
  • Aislante o autohinchable.
  • Saco de dormir o saco sábana.
  • Funda vivac.
  • Manta de supervivencia.
  • Tienda de campaña.
  • Artículos de higiene: jabón, cepillo y pasta de dientes…
  • Toalla ligera y de secado rápido.
  • Chanclas o calzado cómodo.
  • Ropa térmica para dormir si no queremos usar la misma de la jornada.
  1. Si vamos a hacer una ruta en la que hay nieve y/o hielo:
  • Polainas.
  • Crampones 
  • Piolets.
  • raquetas.
  • Casco.
  • Gafas de ventisca.
  • ARVA (instrumento de detección en aludes).

Si queremos comer caliente:

  • Hornillo.
  • Bombona de gas.
  • Mechero anti-viento, cerillas impermeables o pedernal.
  • Vaso.
  • Cazuelo hondo.
  • Cubiertos.
  • Bolsa de sales minerales o te (para mineralizar agua de nieve).

Y hasta aquí todo lo que necesitaríamos llevar en nuestra mochila para una salida a la montaña en invierno.

 Espero que con mi ayuda seáis capaces de preparar y optimizar vuestras mochilas, sin tener que cargar con nada de más, pero llevando siempre todo aquello que garantice nuestra seguridad. Que al fin y al cabo es lo más importante. Disfrutar de las maravillas de la naturaleza, pero siempre de manera segura 😉

Si te ha gustado el post, ayúdanos a seguir creciendo, puedes suscribirte por solo 3 € al mes y recibir los post en tu correo además de un regalo exclusivo, hacer una donación o simplemente comentar y compartir. 🧡

Related Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *